¿Quién nunca habló sobre eso? ¿Quién nunca habló sobre aquella persona que te encanta o sobre la que te hace perder el hambre y te deja sin aire? ¡Qué tema polémico! ¿No crees?

Todos nosotros queremos encontrar nuestro futuro cónyuge, nuestra “media naranja”. Eso es muy importante, por eso ¡toma cuidado! “¿Cuidado? ¡nada que ver! Soy libre para amar!”. Bueno, muchos pensaban así ¡y cometieron errores muy graves! Algunos cometieron errores irreparables. Entonces, ¡no te engañes!

En muchos lugares, tú podrás oír la siguiente frese “¡sigue tu corazón!”. Joven, ¡no lo hagas! Él es engañoso, ¿sabías? (Jeremías 17:9). Tú, como hijo de Dios debes seguir el Espíritu (Rm 8:14) y decidir a partir de la conciencia. Nuestro Señor sabe quién es la mejor persona para que esté contigo tu vida entera. ¡Tu eres especial para Dios! Espera, ten paciencia. ¡Hay tiempo para todo! No permitas que tu necesidad se vuelva tu mayor pecado.
En muchos lugares, tu podrás oír la siguiente frese “Siga el corazón!”. Joven, ¡no haga eso! El es engañoso, ¿sabes (Jeremías 17:9)? Tú, como hijo de Dios, debes seguir el Espíritu (Rm 8:14) y decidir a partir de la conciencia.
 
Espera, ten paciencia. ¡Hay tiempo para todo! No permitas que tu necesidad se vuelva tu mayor pecado.
Dios preparó y guardó a alguien para entregarte en el tiempo correcto (Sl 37:3-5). Creo que no quieres perder Su bendición, ¿cierto? Entonces recuerda que ¡el tiempo de espera es el mas precioso de tu vida! Esto es muy serio, pues es el momento en el que te podrás consagrar mucho más y serás trabajado constantemente por el Señor en tu carácter. No lo desperdicies. ¡Invierte en tu tiempo de espera! ¡Vale la pena!
Sabemos que en el mundo no se piensa de esa manera. Es probable que te van a creer anticuado (Mt 5-11-12) o de repente te van a admirar. ¿Admirarte? ¿Cómo así? ¿Ya has pensado que muchos pueden ser salvos sin muchas palabras? Tu testimonio habla mucho y es valioso. Por ser pocas las personas que escogieron esperar, aquellos que las encuentran quieren saber cómo y dónde surgió esa idea. En ese caso, aprovecha la oportunidad y ¡predica el evangelio! (Rm 12:1-2).
Dios preparó y guardó a alguien para entregarte en el tiempo correcto (Sl 37:3-5).
¡El tiempo de espera es el más precioso de tu vida! 
 
Por ser pocas las personas que escogieron esperar, aquellos que las encuentran quieren saber cómo y dónde surgió esa idea. En ese caso aprovecha la oportunidad y predique el evangelio (Rm 12:1-2)!
Cuando testimoniamos el Dios que está en nosotros, ¡todas las tinieblas son dispersadas! ¡Aleluya! Encontramos paz con Dios, amor con las personas y deseo de salvarlas. ¿Sabes que es lo mejor de todo eso? Lo mejor es que cuando menos esperamos ¡Dios nos sorprende! ¿Sabes por qué? Porque cuando nos ocupamos con las cosas del Señor, dejando ansiedad y preocupaciones de lado, ¡ni siquiera vemos el tiempo pasar! Con la confianza totalmente depositada en Él, podemos descansar. ¡Creo que ese es el más grande secreto! Cuida de Sus cosas ¡que Él cuidará de las tuyas! (Mt 6:25-34).
Haremos lo siguiente, ¿recuerdas la frese: “sigue tu corazón”? Le haremos algunos cambios ¿todo bien? Creo que no tendrás problema y, en nuestra vida, hará la diferencia: Joven, ¿qué tal usar “¡SIGUE AL ESPÍRITU!”?
¡Jesús es el Señor!

 

Traducción del artículo “Assuntos do coração…” (Blog Eu vos Escrevi).

Português

Anuncios