Grupos de estudios, grupos de alabanza y grupos de oración son prácticas que pueden ayudarte a ¡conquistar personas para Dios! Después de ingresar en el curso deseado pensamos así: “¡Entré! ¡Mi sueño se realizó! ¡Dios me bendijo! ¡Universidad, ven a mí!”. Pero, después de ingresar, para vivir como cristiano allí, es importante tener hábitos espirituales saludables: los grupos de estudios, grupos de alabanza y grupos de oración son lugares adecuados para que eso ocurra. Lee, entiende cómo funciona y ¡ponlo en práctica!

Universidad: ¡crea grupos de estudios y cumple el propósito de Dios!

La vida ganó una nueva fase ¡La que más deseaste durante la secundaria! Sí, ahora estás ¡en la universidad! Pero nos parece que, cuando llega, nos ponemos temerosos… Animados, pero temerosos. A partir de ahora comienza algo nuevo y, animados, vamos a nuestra primera clase.

Mientras avanzamos, percibimos que el “mundo” que conocíamos antes no es nada comparado al que creíamos conocer. Y algo nos pesa y ¡nos sofoca! Invocamos, clamamos por el Señor y parece que Él no nos oye; oramos y percibimos que nos falta algo. ¡Cuidado! Puedes estar dejándote llevar por los estudios y compañeros de clase. Recuerda que la vida de un cristiano debe ser equilibrada.

Quizá el horario de tus clases imposibilite a que participes de reuniones todos los días de la semana y solo queden los fines de semana. Eso ya causa impacto un tu vida espiritual, porque cambia tu rutina. Entonces tu vida espiritual es perjudicada y tu sensibilidad empieza a perderse.

Ahora, ¡es tu oportunidad! ¡Haz tu elección! ¿Continuar así o no? Es en esta fase de nuestra vida que conocemos más a nuestro Dios y percibimos que el vivir de un cristiano no es solo ir a las reuniones de la Iglesia. ¡Dios quiere más de ti!

 Grupos de oración, grupos de loor y grupos de estudios

Ya que la mayor parte de nuestro tiempo usamos para las cosas de la facultad, ¿qué te parece empezar a organizar grupos de oración y loor en esos lugares? ¿Una salvación, no? También podemos orar al Señor pidiendo frutos, personas para cuidar (Gn 49:22). Piensa bien: si en tu facultad, tuvieras personas para cuidar, tendrás que buscar con más intensidad al Señor para poder alimentarlos. Así, la salvación llegará a todos, ¡incluso a ti! Tendrás más energía para proseguir en tu carrera cristiana, fructificarás para Dios y ganarás compañeros espirituales. ¡Es estupendo!

Una buena opción, también, es ¡organizar grupos de estudios! Seguro que en tu clase hay jóvenes que quieren estudiar y precisan de ayuda. Entonces, invítales. A ese grupo de estudios, súmale la oración y un buen libro espiritual para leer una pequeña porción al final de cada actividad. Así estarás alimentando tus consiervos.

Ya que la mayor parte de nuestro tiempo usamos para las cosas de la facultad, ¿qué te parece empezar a organizar grupos de oración y loor en esos lugares? ¿Una salvación, no? También podemos orar al Señor pidiendo frutos, personas para cuidar (Gn 49:22).

A ese grupo de estudios, súmale la oración y un buen libro espiritual para leer una pequeña porción al final de cada actividad.

 

En esta jornada, aprenderemos que el vivir de un cristiano va más allá de las reuniones de la Iglesia y que ese es un ítem más para un vivir equilibrado. ¿Sabes qué es lo que no podemos olvidarnos jamás? Que si nuestro Dios nos colocó en aquel lugar, hay un propósito para eso. ¿Cuál? ¡Él quiere usarte para salvar personas! ¡Tú eres el hijo que Él necesita que esté allí para hacer la diferencia y probar que es posible que un cristiano sea vencedor aún bajo tanta presión! ¡Persevera!

 

“Por lo demás, hermanos, os rogamos y exhortamos en el Señor Jesús, que de la manera que aprendisteis de nosotros cómo os conviene conduciros y agradar a Dios, así abundéis más y más” (1 Ts 4:1).

¿Sabes qué es lo que no podemos olvidarnos jamás? Que si nuestro Dios nos colocó en aquel lugar, hay un propósito para eso. ¿Cuál? ¡Él quiere usarte para salvar personas!

Traducción del artículo “Faculdade: crie grupos de estudos e cumpra o propósito de Deus!” (Blog Eu vos Escrevi).

Português

Anuncios