¿Qué es creer? Creer no es sólo pensar positivo, tampoco alimentar esperanzas. Creer es poner nuestra confianza en alguien o en algo. Es un verbo de acción. Esto implica una decisión constante. Decidimos creer o decidimos no creer. Creer es saber que lo mejor aún está por venir.

En el sentido bíblico, creer es algo que compromete la profundidad de nuestro corazón, no sólo nuestra mente. Cuando creemos, vinculamos las realidades con el compromiso de fijar nuestra esperanza en la persona de Jesús. Cuando creemos, somos conscientes de que el Señor Jesús nos puede dar lo mejor, aun cuando las circunstancias que nos rodean no son favorables.

Un hecho bíblico que muestra una actitud de fe está en Marcos 6, cuando se multiplicaron los cinco panes y los dos peces. En el versículo 35, los discípulos confirmaron que el lugar donde se encontraban estaba desierto, pero la gente no se dejó intimidar y a pesar de sus defectos, siguieron a Jesús, sin importar la situación.

Frente a esta actitud de fe, Jesús fue motivado para hacer un milagro, porque vio en la gente un corazón de búsqueda; para estar cerca de Él. Sin embargo, Jesús sabía que así como el pueblo  buscaba el alimento espiritual, ellos también tenían la necesidad de alimento físico. Había muy poca comida y sin dinero para comprar más. Lo máximo que teníamos era cinco panes y dos peces. Los discípulos no propusieron que la multitud se alimentase con Jesús, al contrario, le ordenaron a Jesús que se despidiera de la multitud y dejase que ellos mismos tratasen de comer (Mc 6:36). Pero Jesús se compadeció de la gente que lo seguía y dijo a los discípulos para alimentar la multitud (Mc 6:37). Murmurando, los discípulos no creían que podían alimentar a la multitud con  solo doscientos denarios de pan (Mc 6:38). Aleluya que nuestro Dios nos sorprende, y cada día nos muestra que donde hay un corazón absoluto para Él, ¡Él puede hacer lo imposible (a nuestros ojos), posible! Jesús, entonces, ordenó que se sentasen en la hierba verde (Marcos 6: 39-40). Esto proporcionó el entorno adecuado para el milagro de la multiplicación. Jesús no solo hizo el milagro de alimentar toda da multitud, como también hizo sobrar doce cestas llenas (Mc 06:43). El principio de este hecho bíblico es que sólo cuando el hombre deja de actuar e intentar ayudar al Señor, Él puede actuar.

La multitud respondió a la orden del Señor, se sentaron con tranquilidad en la hierba verde, esperando Su suministro. Así como la multitud se recostó esperando la providencia del Señor, también nosotros debemos esperar. Nuestra preocupación y nuestras conjeturas no pueden satisfacer el hambre de nadie, tampoco de nosotros mismos (Mc 6:36-37). No tenemos ninguna capacidad de hacer algo independiente de Dios. Porque “¿quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo?” ( Mt 6:27).

Nos damos cuenta de que el primer paso de fe que debemos tener es seguir al Señor, sin importar las circunstancias alrededor y tratar de estar cerca de Él. Una manera simple y efectiva es invocar: “¡Oh, Señor Jesús!”. El segundo paso es creer. No sirve de nada estar cerca de Jesús sólo para escuchar las maravillosas palabras o presenciar milagros. ¡También es necesario creer! La fe adecuada espera la provisión del Señor, así como la multitud que Le seguía. Mientras presentamos nuestras sugerencias, creyendo en ellas, evitamos la acción de Dios. Cuando el Señor Jesús nos manda a “sentarse en la hierba verde”, lo que necesitamos hacer es escuchar, obedecer y esperar creyendo. Esta es la fe. Cuando nosotros esperamos en Él, Dios hace el milagro y satisface todas nuestras necesidades.

Así como la multitud se recostó esperando la providencia del Señor, también nosotros debemos esperar. Nuestra preocupación y nuestras conjeturas no pueden satisfacer el hambre de nadie, tampoco de nosotros mismos (Mc 6:36-37). No tenemos ninguna capacidad de hacer algo independiente de Dios. Porque “¿quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo?” ( Mt 6:27).

 

Texto inspirado en el libro “Estrellas en el Pozo” de la serie “En Todo una Lección” – Editora Árbol de la Vida.

Traducción del artículo “Crer é sentar na relva” (Blog Eu vos Escrevi).

Português

English

Anuncios