En el último capítulo de la serie «Vida Social» hablamos un poco sobre la experiencia que pasa un joven cuando está solo en la vida de la iglesia en su ciudad.

Para ellos, las redes sociales son un excelente instrumento para auxiliar a disminuir el sentimiento de soledad. También, para los jóvenes que viven en una misma ciudad, las redes sociales son un excelente medio de comunicación durante la semana.

Sin embargo, las redes sociales e internet pueden volverse muy peligrosas para nosotros los cristianos. Y es sobre eso que queremos hablar en este texto.

# LOS RIESGOS DE LAS REDES SOCIALES

Las redes sociales son, sin duda, uno de los mayores símbolos de la Era de la Información (caracterizada por el acceso rápido y fácil a la información).

Somos bombardeados diariamente por informaciones sobre política, deportes, salud, entre otros. Sin hablar de las posibles comunicaciones con nuestros amigos a través de chats o publicaciones.

Según los datos de febrero de 2014 publicados por la website Social Media:

  • cerca del 72% de todos los usuarios de internet están activos en redes sociales;
  • el 23% de los usuarios de Facebook acceden como mínimo 5 veces por día; y
  • el 47% de los norteamericanos dicen que Facebook es la mayor influencia en sus decisiones al comprar.

Por lo tanto, no podemos negar que las redes sociales influencian directamente el comportamiento de las personas.

Esa influencia puede ser, al mismo tiempo, peligrosa y útil para nosotros, los cristianos; pero todo dependerá de nuestra posición en las redes sociales.

Tal vez el aparente anonimato sea el mayor peligro de las redes sociales, no sólo para los cristianos, mas también para toda la sociedad. El anonimato da una falsa sensación de que en las redes sociales es posible esconderse bajo la «máscara» de quien desean ser o bajo la personalidad que sea más conveniente en esa ocasión.

La informaciones publicadas en julio de 2014 en la website «Cristianismo Hoje» (haciendo referencia a la investigación realizada por Intel), revelas que cerca del 33% de los brasileños admiten mantener en las redes sociales una personalidad distinta a la de la vida real. Además, el 23% afirman postear informaciones falsas en las redes sociales en las que participan.

Para un cristiano, esa costumbre puede ser extremamente preocupante en el caso de que esa «máscara» sea la de un incrédulo, pues indica que un cristiano escogió vivir una vida virtual independiente de Cristo.

Vivimos en un mundo donde aparentar ser feliz es más importante que la búsqueda misma de la felicidad. Muchas personas viven por las apariencias, por eso dejaron de buscar la felicidad y sólo quieren que todos imaginen que sus vidas son perfectas sin problemas.

¡Joven, tu no necesitas vivir de apariencias! Sé tu mismo, vive tu verdadera identidad.

# TU VERDADERA IDENTIDAD

En las redes sociales, vivir una vida de apariencias es muy común. Cuando vives una «segunda vida», el cristiano mancha su testimonio delante de los hombres y principalmente delante de Dios.

Proverbios 15:3 dice que «los ojos de Jehová están en todo lugar, mirando a los malos y a los buenos.»

Así, aunque fuese posible engañar a todos los que están a nuestro al rededor, los ojos del Señor están sobre nosotros. Dios sabe quien somos realmente, Él sonda nuestra mente y corazón (Sl 7:9).

Dios es omnisciente. Es decir, Dios sabe de todo lo que sucede. Dios sabe si estamos usando una «máscara» en internet. Pero, ¿por qué una persona usaría una máscara en internet e intentaría ser lo que no es?

La cuestión principal es que muchos jóvenes cristianos todavía no saben quién realmente son. Muchos ya oyeron hablar de que son hijos de Dios, sin embargo son pocos que lo experimentan.

Experimentar a Cristo nos lleva a un nuevo nivel en nuestra experiencia con Dios. Cuanto más contacto con Dios tenemos, más íntimos y más firmes de quienes somos nos volvemos.

Joven, si deseas estar seguro de quién eres, necesitas permitirte conocer a Cristo. Tu eres hoy un hijo de Dios gracias a Su muerte y resurrección. Tu identidad está ligada íntimamente con la identidad de Cristo.

En el momento en que tu experiencia con Cristo se vuelve real, te sentirás honrado y agradecido por ser un hijo de Dios. En ese momento, el objetivo de honrarlo regirá tu vida.

Joven, tu verdadera identidad es la de un hijo de Dios. Busca tener experiencias con Cristo y estarás seguro de tu identidad. ¡Tendrás ánimo para vivir como un hijo de Dios y eliminar las máscaras! Serás capaz de utilizar las redes sociales para Dios.

# UTILIZA LAS REDES SOCIALES PARA DIOS

Probablemente todos los que están leyendo este texto ya se habrán encontrado con publicaciones inconvenientes o hasta inmorales en su «Feed de noticias». Cuando alguien postea algo, es natural que una buena parte de los que están en tu lista de contactos lean o vean lo que fue posteado, independientemente de la «calidad de la información». Sabiendo eso, una pregunta importante surge…

¿Por qué no usar la facilidad de comunicación y el expresivo poder de alcance que poseen las redes sociales para predicar el evangelio?

Al compartir un versículo, una imagen o un video cristiano, tus amigos lo verán… siendo cristianos o no. ¡Eso es muy bueno!

Compartir sobre Dios en las redes sociales hace que muchas veces no sea necesario ni siquiera necesario de nuestras casas para predicar el evangelio. Eso no requiere esfuerzo, sino actitud. ¡Es una actitud simple que puede hacer mucha diferencia!

La frase «Predica siempre el evangelio, y si es necesario usa palabras» nos hace mucha referencia sobre cómo predicar el evangelio en las redes sociales.

Tu vivir debe expresar Cristo, no sólo palabras. Alguien que abre tu perfil en una red social debe ser capaz de identificar que eres cristiano/a no sólo porque le diste «me gusta» a una página cristiana, sino porque tus imágenes, textos y videos lo demuestran.

Si estamos llenos de la vida y la naturaleza de Cristo, nuestro vivir es capaz de influenciar de manera positiva. Necesitamos estar preparados para llevar a las personas a Dios. Dondequiera que estés, se consciente de que, antes que todo, ¡eres un hijo de Dios! ¡Eres un embajador del Reino de Dios en la tierra!

Joven, ¿quién eres tú? Eres un hijo de Dios. Ahora que lo has descubierto, ¡se tú mismo! Eso puede salvar personas. Las redes sociales son una gran herramienta que Dios te entregó; úsalas bien: da testimonio, predica el evangelio y lleva la salvación para tus amigos en Facebook, Twitter y WhatsApp.

¿Qué tal tomar esa actitud ahora? Si te gustó el texto, recuerda  compartirlo en tus redes sociales con tus amigos. Esta será tu primera actitud de mudanza al reaccionar con este texto. Además, haznos saber tu opinión a través de un comentario aquí abajo. Comenta, también, tus ideas innovadoras sobre cómo utilizar las redes sociales para Dios.  Leeremos los comentarios siempre que se nos sea posibles. Esperamos tu participación.

Autor: Victor Henrique

Traducción del artículo en portugués “REDES SOCIAIS: COMO UTILIZAR PARA DEUS E SER VOCÊ MESMO? – SÉRIE “VIDA SOCIAL” (9)” del blog Eu Vos Escrevi.

Anuncios