“Debes creer con firmeza que las circunstancias de tu vida, es decir, todos los minutos de tu vida, además del curso entero de esa vida –todo, sí, todo lo que te sucede- te habrá ocurrido por voluntad y permiso suyo. Debes creer con firmeza que todo lo que te ha sucedido procede de Dios y es exactamente lo que necesitas”. -Mme. Guyon *

Seguir leyendo “Y SABEMOS…”