Cierta vez, en cuanto escribía para Robert Hooke, Newton reprodujo una metáfora latina, considerando que “solo se puede ver más allá al estar apoyado en los hombros de un gigante”. La frase desde entonces ha sido recordada y repetida por aquellos que descubren algo nuevo, crean un invento revolucionario o elaboran una teoría más sofisticada. Pero mientras admiremos la sutileza de la frase, no podemos olvidar que su núcleo es que solo vamos a parar de reinventar la rueda todos los días, cuando nos fijamos en las experiencias de aquellos que nos precedieron y toman ventajas de sus éxitos y de sus fracasos. 

Es por esa razón que creamos este blog. Las palabras elegantes del parágrafo anterior, no dicen otra cosa sino que en ese espacio queremos compartir nuestras experiencias de vida y testimonio como cristianos en las aún pocas y más agitadas etapas de vida por las que ya pasamos. Somos jóvenes, la mayoría aún sin graduarnos , pero tres palabras tienen orientado nuestra carrera humana: Dios, estudios y carácter. Todo lo que sea publicado es este blog tiene como intención llevarlo, querido lector, a entender y a valorizar el sentido de ellas no cómo un control ejercido de afuera, pero con la convicción de que seremos jóvenes que vencen al maligno cuando sabemos como combinar en nuestra vida individual y colectiva.

Es nuestro deseo y oración que los artículos y experiencias que compartamos aquí sean para edificación del cuerpo de y fortalecimiento de los jóvenes, especialmente los abatidos y desanimados por la vida Universitaria.

Português    English

Anuncios