“PERO JESÚS DIJO: ALGUIEN ME HA TOCADO; PORQUE YO HE CONOCIDO QUE HA SALIDO PODER DE MÍ”. (LC 8:46)

Jesús estaba rodeado de personas. La multitud Le seguía y Le tocaba todo el tiempo. Sin embargo, un toque Le hizo parar. «Entonces Jesús dijo: ¿Quién es el que me ha tocado?». Los discípulos intentaron explicarle que la multitud lo apretaba, pero Él insistía «¿quién me tocó?». No fue sólo un toque. Seguir leyendo ““Alguien me ha tocado””

Anuncios